Menú principal
Tu Alta Fidelidad
Preguntas / Respuestas

Diferencias entre SoundBar y Proyectores sonoros

Me dirijo a Vds. con el fin de que me aclaren una duda y es que de un tiempo a esta parte vengo oyendo hablar mucho sobre barras de sonido y de proyectores de sonido, pero no sé si son iguales aunque unas veo que tienen tres o cuatro altavoces y otras ocho, diez o como algunas Yamaha más de veinte. ¿Son lo mismo? Y si no es así ¿cuáles son mejores? Javier Setién Gallego. E-mail.

Querido lector, generalizando en un primer momento aunque unas pocas líneas más adelante pasaré a detallarte las diferencias reales que hay entre las barras de sonido y los proyectores, te diré que tanto unos exponentes como los otros se posicionan como uno de los elementos más interesantes que hay de cara a aquellos aficionados al llamado sonido de Cine que han tenido que renunciar a una instalación de gran envergadura o, simplemente, para todo aquel que busca mejorar sin más la calidad de sonido dada por los modernos televisores planos. Ahora bien, si a primera vista parecen lo mismo, si que hay diferencias y además sustanciales entre dichos sistemas.

La más evidente indudablemente de todas es la del número de altavoces utilizado por unos y otros, pues si bien hay SoundBar o barras de sonido que llegan a tener hasta ocho o diez altavoces, los Proyectores sonoros, de los que hay muy pocos fabricantes siendo Yamaha el máximo adalid en este campo, llegan a incorporar hasta 18 altavoces como sucede con la novedosa “YSP-3300” si bien dicha firma ha llegado a comercializar modelos de hasta 40 altavoces. El por qué de ello es muy sencillo, y aquí viene la gran diferencia que marca además el que los Proyectores sean sonoramente muy superiores a las SoundBar, y es que mientras que éstas recurren a la aplicación de técnicas de simulación psicoacústicas mediante la reflexión de las ondas con las paredes adyacentes de la salas, los Proyectores se basan más en la acústica pura y dura originando múltiples haces sonoros que controlan y dirigen a voluntad y con los que recrean la formación de los llamados “arrays” a los que tanto recurren los ingenieros de sonido para reorganizar los bafles en los conciertos en directo. Y es que creando dichos arrays lo que originan son unas matrices ordenadas en las que la dispersión acústica producida por cada uno de los altavoces que forman el Proyector es controlado a través de un procesador logrando mediante la adición de energías o el desfase de señales crear diferentes sensaciones auditivas. Que decir tiene eso sí que el precio de uno y otro tipo de elementos es distinto, siendo también notablemente superior el de los Proyectores, pero es que la calidad ya se sabe que hay que pagarla.

¡Ah, eso si!, ambos sistemas tienen en común el que deben de ser complementados por cajones Subwoofer con los que cubrir adecuadamente todo el espectro.

 

 



Tp-link neffos c5

Uso de cookies

Este sitio web utiliza cookies para que usted tenga la mejor experiencia de usuario. Si continúa navegando está dando su consentimiento para la aceptación de las mencionadas cookies y la aceptación de nuestra política de cookies, pinche el enlace para mayor información.plugin cookies

ACEPTAR